Tres hombres pelearán el puesto de Arturo Beltrán Leyva

por el buscador


Policias habrian puesto dinero y joyas sobre su cuerpo para luego tomarle fotografias, acto que se ha considerado denigrante y esta bajo investigacion.

Tras la muerte del Jefe de Jefes, Arturo Beltrán Leyva el pasado miércoles 16 de diciembre y cuando su cadáver aún no ha sido enterrado, las autoridades prevén se inicie una violenta guerra interna para alcanzar el mando dentro del cartel de los Beltrán.
El procurador de México, Arturo Chávez, reconoció que la muerte de uno de los tres narcotraficantes más buscado de su país, “obligará a una reestructuración de su cartel y no es descartable que se dé violencia hasta que se defina el nuevo mando”.
Precisamente el sábado fueron encontrados los cadáveres calcinados de ocho hombres en Querétaro, uno de los estados mexicanos donde opera el cártel de los Beltrán Leyva.
El sucesor está entre Mario Alberto Beltrán, alias “El general”, hermano de Arturo Beltrán Leyva y principal negociador de la organización; Edgar Valdez Villareal, alias “La barbie” y jefe de los sicarios del mismo cartel; y Heriberto Lazcano, alias “El Lazca” y líder de los Zetas.
EDGAR VALDEZ
Los Zetas es un grupo de pistoleros creado por ex militares de elite, estima Ricardo Ravelo, autor de cinco libros sobre narcotráfico. De ellos, Edgar Valdez, quien logró escapar al operativo en Cuernavaca (centro) donde murió Beltrán Leyva, es el que tiene más posibilidades, añadió.
“La Barbie nació en Laredo, Texas, el 11 de agosto de 1973. Tanto las autoridades de México como las de Estados Unidos lo consideran uno de los narcotraficantes más sanguinarios, y entre los homicidios que le atribuyen está el de Edgar Guzmán -hijo del fugado capo Joaquín “El Chapo” Guzmán y ex aliado del cartel de los Beltrán Leyva-“, señaló el diario La Jornada.
Valdez Villareal “es un hombre fuerte físicamente y, a pesar de ser un sicario, también es muy inteligente, con capacidad de dirección y de organización (…) Podría aspirar a dirigir la organización Beltrán Leyva”, dijeron bajo anonimato funcionarios de la fiscalía federal citados por La Jornada.
De origen estadunidense, pero afincado en Nuevo Laredo, Tamaulipas, Edgar Valdez Villarreal, conocido como “La Barbie”, se inició en el mundo de la delincuencia como bandolero y golpeador, a finales de los ochenta, cuando apenas era un adolescente. Incluso estuvo preso en Estados Unidos poco después de cumplir los 18 años, acusado de daños.
“La Barbie” es ampliamente conocido en Monterrey, donde a menudo se le veía en bares rodeado de universitarias.
Se estima que conoció a Arturo Beltrán Leyva, “El Barbas”, entre 1998 y el año 2000, cuando este aún era socio de Joaquín Guzmán Loera, “El Chapo Guzmán”. Sin embargo, tras la detención de Alfredo Beltrán Leyva, hermano de Arturo, este se separó de El Chapo, a quien acusó de “vender” a su pariente. De esa enemistad se habría derivado el asesinato del hijo de Guzmán Loera.
Según las autoridades la Barbie ayudó al cartel de los Beltrán a apoderarse de la ruta del Pacifico mexicano y para ello debió ejecutar múltiples ejecuciones en Matamoros, Reynosa y Monterrey, Nuevo León.
Esto llevó al cartel a ser uno de los más grandes de México, al grado de mover unos 5.800 millones de dólares. Además, entre 1990 y 2000 logró introducir a Estados Unidos unas 200 toneladas de cocaína y una cantidad similar de heroína.
MARIO BELTRAN Y HERIBERTO LAZCANO
A Mario Beltrán se le conoce como El General y es el principal negociador del grupo de los Beltrán Leyva.
A Heriberto Lazcano se le conoce como “El Lazca”, líder de Los Zetas y fiel operador de Osiel Cárdenas Guillén hasta enero de 2007. Fue enemigo de los Beltrán Leyva de 2004 a 2007.
A mediados de 2008 El Lazca y sus hombres (que se constituyeron en cártel en enero de 2007, cuando Osiel Cárdenas fue extraditado a Estados Unidos) se convirtieron en aliados de El Barbas y juntos ampliaron sus territorios a Sonora, Zacatecas, Durango, Coahuila, Hidalgo, Querétaro y el Distrito Federal.
Asimismo, consolidaron la presencia Beltrán-zetas en Nuevo León, San Luis Potosí, Veracruz, la costa de Sinaloa y Jalisco, según el diario mexicano La Jornada.
LA MUERTE
Arturo Beltrán Leyva fue abatido en un apartamento de lujo de Cuernavaca y el jueves la fiscalía entregó su cuerpo a su hermana y a su sobrina, que decidieron velarlo en la Ciudad de México. En al operación en la que murió Arturo Beltrán Leyva, por el que Estados Unidos ofrecía 1,5 millones de dólares, murieron además seis sicarios y uno de los militares, informó el jueves el gobierno mexicano.
El enfrentamiento ocurrió el miércoles en una zona residencial, cerca del hospital de Cuernavaca, una ciudad de 350.000 habitantes a 90 km al sur de la capital del país.
Una guerra entre narcotraficantes se libra al menos desde hace tres años, tiempo en el que ha dejado más de 15.000 asesinatos. El Gobierno federal determinó sacar de sus cuarteles a más de 50.000 militares para intentar detener el espiral de violencia derivado del narcotráfico.

About these ads