Chelsea-Barcelona

por el buscador


 

Tomado de EFE

Barcelona.-

Los precios de los vuelos entre Barcelona y Roma, sede de la final de la Liga de Campeones, el próximo 27 de mayo, se han triplicado y bordean los 300 euros, en viajes de ida y vuelta.

El vuelo más barato, encontrado según las diferentes ofertas encontradas por internet, para viajar a la ciudad eterna, alcanza los 277 euros, con salida el día antes del partido por la tarde y retorno en la madrugada del jueves al viernes.

Viajar el mismo día del partido, el miércoles 27, sale más o menos por ese precio. Por 270 euros, un aficionado puede viajar a Roma en un vuelo que sale del aeropuerto de El Prat a las 15:30 horas. El vuelo de vuelta desde el aeropuerto Leonardo da Vinci saldría a las 6:30 de la mañana del viernes.

La diferencia de precios es sustancial. Alguien que quiera viajar desde a Barcelona a Roma durante la semana antes de la final, puede hacerlo por 95 euros, ida y vuelta. La semana siguiente, el precio es muy parecido y por poco más de 100 euros se puede realizar el viaje.

Además, existen otras alternativas. Desde Barcelona se puede viajar por carretera -unas 15 horas- hasta Roma y también hay una conexión entre la capital catalana y el puerto romano de Civitavecchia, por una cantidad más asequible que en avión.

 

CONDENAN AMENAZAS

El Chelsea condenó hoy mediante un comunicado “cualquier amenaza dirigida contra jugadores, colegiados o aficionados” ante los supuestos mensajes amenazadores que podría haber recibido el árbitro noruego Tom Henning que medió anoche en Stamford Bridge en la semifinal de “Champions” con el Barcelona (1-1).

El colegiado nórdico sembró polémica con sus decisiones durante ese partido, que se saldó con la eliminación de los “blues” del torneo europeo, al no pitar varios supuestos penalti que pedía el club inglés a su favor, y podría haber recibido amenazas de muerte.

El club inglés aseguró que “de encontrarse pruebas” de esos mensajes amenazadores contra Henning, el Chelsea “adoptará las medidas más severas contra cualquier abonado de temporada que haya participado en esas actividades”.

“Todas las personas vinculadas con el Chelsea se encuentran decepcionadas con lo sucedido anoche”, reza la nota.

No obstante, la entidad británica también aclara que no ha recibido “ninguna prueba” que indique que aficionados de este club “hayan participado en las supuestas amenazas” al árbitro.

“Como resultado de estas informaciones, también nos hemos puesto en contacto con la policía, que tampoco ha recibido ninguna queja al respecto”, añade.