Fuera de la OEA ¿Y ahora qué?

por el buscador


1

Es sólo un anciano, pero a estos gorilas no les importó en el reciente desalojo de San Pedro Sula.

El gobierno extremista y fascista de Roberto Micheletti nos ha sacado de la Organización de Estados Americanos. Es decir, no le bastó con romper 28 años de procesos electorales, si no que nos está eliminando del poco espacio que teníamos en el concierto de las naciones.

Con nuestros impuestos los armamos para que nos golpeen y disparen, mientras nosotros tenemos que enfrentarlos a piedras y palos, el recurso de los pobres.

Con nuestros impuestos los armamos para que nos golpeen y disparen, mientras nosotros tenemos que enfrentarlos a piedras y palos, el recurso de los pobres.

El golpe de estado en sí, cortó el financiamiento del Banco Mundial y del Banco Interamericano de Desarrollo, privando al país de recibir entre 350 y 400 millones de dólares. Con la decisión “genial” de sacarnos de la OEA van a privar del país de una serie de ayudas de Estados Unidos y otros países, así que lo que nos espera no es nada halagüeño.
Vamos a ver si los empresarios que financiaron el golpe y que se están gastando millones de dólares en la campaña “paz y democracia”, obligando a sus empleados a marchar a favor de los golpistas, ahora sacan la chequera para pagar a las enfermeras y a los doctores de los hospitales públicos, a los profesores, a las térmicas que producen electricidad, a las constructoras que reparan caminos y carreteras y a los mismos militares a quienes armamos para que nos golpeen a nosotros mismos, porque si fuese en una guerra contra otro país seguro que les temblarían las patitas.

No crean que estos detenidos son delincuentes. Son ciudadanos que protestan contra Roberto Micheletti y su régimen opresor. Si la policía actuara de esta forma con los delincuentes viviríamos en un país mejor. En la foto de la derecha suben a la fuerza a una mujer a la patrulla.

No crean que estos detenidos son delincuentes. Son ciudadanos que protestan contra Roberto Micheletti y su régimen opresor. Si la policía actuara de esta forma con los delincuentes viviríamos en un país mejor. En la foto de la derecha suben a la fuerza a una mujer a la patrulla.

Por supuesto que no lo harán. Los empresarios no se gastarán un centavo en ello. Y cuando la crisis llegue, los golpistas sacarán a sus familias a Miami (si es que no lo han hecho ya) y los mismos de siempre nos quedaremos comiendo lo que siempre hemos comido: mierda. Allí quiero ver a ese montón de pendejitos que están siendo obligados a desfilar, a ver qué harán.

No es Bagdad ni Sarajevo en los 90, es San Pedro Sula, la misma ciudad en que crecimos en paz y que ahora Micheletti la ha convertido en sitio de represión.

No es Bagdad ni Sarajevo en los 90, es San Pedro Sula, la misma ciudad en que crecimos en paz y que ahora Micheletti la ha convertido en sitio de represión.

Anuncios