Medios de comunicación golpistas, del colmo al cinismo

por el buscador


Por: Carlos Molina

 

Además de poco profesionales, anti éticos, poca creatividad para producir noticieros, y hasta golpistas, a los medios de comunicación que son cajas de resonancia del golpe de Estado en Honduras, ahora se les suma el calificativo de cinismo.

El ex ministro de defensa Arístides Mejía, dijo en una entrevista a CNN una realidad: “Los medios de comunicación como Televicentro y otros que dirige Rafael Ferrari, El Heraldo de Jorge Canahuati, y La Tribuna de Carlos Flores están apoyando el golpe de Estado y solo transmiten información a favor de los golpistas, como las marchas de las camisetas blancas, y no le dan participación al pueblo que anda en la manifestación que quiere el retorno de Manuel Zelaya, y los medios independientes que hablan en contra del golpe son militarizados o condicionados a cambiar su programación”. ¿No es cierto esto?, quien puede negar lo dicho por Mejía.

El Diario La Prensa llegó hasta el limite de su nefasta campaña al publicar una foto del joven Isis Obed Murillo, muerto en una protesta en el aeropuerto Toncontin por los militares, retocada, “le habían quitado la sangre que manaba de su cuerpo cuando era trasladado por un grupo de manifestantes en un intento de salvarle la vida”, este medio quiso dar a conocer al mundo que “en Honduras hay tranquilidad” y no “hay baño de sangre” como apareció a grandes titulares.

Pero el colmo del cinismo lo pusieron los seudoperiodistas Edgardo Melgar y Renato Álvarez cuando llamaron a CNN desmintiendo lo que había manifestado Arístides Mejía. Melgar dijo: “Desmiento categóricamente lo que ha dicho este señor, nosotros en Televicentro sacamos las dos partes de la noticia y aquí en Honduras hay libertad de expresión”, una aberrante mentira del señor Melgar, entonces no es cierto que se cerró por varias horas Radio Progreso, Maya TV, y Radio Globo, y que periodistas que están en contra del Golpe de Estado como Esdras Amado López, Eduardo Maldonado, entre otros tuvieron que salir huyendo, aunque después regresaron pero condicionados por los militares. Tampoco es cierto que Canal 36 estuvo militarizado por mucho tiempo, lo mismo que canal 11, y Radio Progreso. Actualmente pareciera que hubiera libertad de expresión, pero siempre sigue existiendo el asecho de los militares. Más recientemente cuando Zelaya cruzaba la frontera, se amenazó con cerrar nuevamente Radio Globo que transmitía la información, lo que motivó a un grupo de ciudadanos a trasladarse a la radioemisora para resguardar sus instalaciones y evitar que los militares con una orden del Ministerio Público consumaran su objetivo.

Lo que ocurrió en la frontera con Nicaragua el pasado viernes por la tarde, cuando Zelaya intentaba llegar a Honduras, fue algo histórico, inédito, centenares de periodistas internacionales cubrían la noticia, algunos en vivo; sin embargo los mediocres de Televicentro, tenían novelas, y muñequitos. HRN, y Radio América restaron importancia al continuar con programación habitual. Esto fue tan notorio que llamó la atención de la agencia de noticias AFP quién dedicó una nota para informarlo al mundo: “Mientras Zelaya cruzaba la frontera, una noticia histórica que interesa y la sigue todo el continente la mayoría de los medios de comunicación de Honduras tenían programación habitual con muñequitos o novelas” citó la fuente. Dan vergüenza. Y lo peor es que se ufanan de ser los numero uno en noticias. Lo cierto es que no engañan a los que sabemos de Radio, y Televisión, y a simple vista se nota que carecen de estructura, y lo mas importante; de creatividad y profesionalismo en sus noticieros.

¿Por qué no tenían corresponsales; Televicentro, HRN y Radio América?, o mejor, si son tan grandes como dicen por qué no transmitieron en directo desde la frontera, por qué no cubren la marcha que defiende a Zelaya?, la respuesta en obvia, porque el pueblo siente aberración por estos medios, si se atreven a llegar sin duda serán linchados y sus equipos serán destruidos, como ya ocurrió. Si fueran imparciales y equilibraran la noticia, el pueblo lo notaría y no los ridiculizara con pancartas, mantas, y caricaturas durante las manifestaciones.

Cuando Carlos Montero periodista de CNN le consultó a Melgar si pasaron por sus pantallas la noticia cuando Zelaya cruzó la frontera, Melgar le dijo que si, “Bárbaro” cuando lo que tenían era programación habitual y después pasaron a transmitir por espacio de varias horas la marcha de las camisetas blancas realizada en San Pedro Sula.

Donde está la ética de estos medios, por qué no son imparciales. Los hondureños no somos tan ignorantes como para no darnos cuenta que no han sido objetivos, aunque Melgar diga lo contrario. Si transmitieran ambas partes de la información como dicen, por qué han quitado los logos de los vehículos de sus empresas. Porque tienen miedo a sufrir atentados.

Melgar llegó al máximo cinismo cuando hace unas semanas en su programa 30 -30 tuvo como analista del golpe de Estado al flamante Bily Joya, un ex agente del 3-16 acusado de asesinatos y desapariciones en la década del 80, algo que el mismo se dio el lujo de confirmarlo.

Es lamentable que tengamos que recurrir a CNN para estar informados objetivamente con entrevistas de ambas partes. Me pregunto en que momento Televicentro, HRN, y Radio América han entrevistado a ministros del derrocado Zelaya o dirigentes de la resistencia.

Un reducido grupo de empresarios se apropió del “derecho” a informar monopolizan “la libertad de expresión” puesta al servicio de sus propios intereses económicos y políticos, a la vez que explota una rentable veta de negocios que no pagan impuestos.

Estos medios de comunicación al igual que los golpistas, se han ganado el repudio del pueblo, lo que me preocupa es que nosotros los hondureños olvidamos fácilmente y comenzamos a adular a quien en un pasado hizo mucho daño.


Digg!
submit to reddit

Anuncios