Ese diálogo es una payasada

por el buscador


Vilma Morales y Arturo Corrales. Estos dos lo enredan todo, aunque lo hacen muy mal porque dejan muchas evidencias a su paso.

Vilma Morales y Arturo Corrales. Estos dos lo enredan todo, aunque lo hacen muy mal porque dejan muchas evidencias a su paso.

¿Hasta cuándo Goriletti seguirá fingiendo que él manda cuando realmente quienes lo sostienen son los militares y los árabes y él no es más que una marioneta?

¿Hasta cuándo van a seguir con esa payasada de la negociación que no es más que un mecanismo de alargue?

¿De verdad los golpistas creen que podrán vivir en este país cuando ya no tengan la cobija protectora del estado con los fusiles de los gorilas?

Esta tarde la comisión del presidente constitucional Manuel Zelaya ha solicitado para las 12 de la noche una respuesta definitiva sobre su restitución. Sin embargo, la comisión del usurpador (que se esfuerza en enredar el asunto) dice que nones y que darán una respuesta hasta las 10 de la mañana de este viernes.

Además, Vilma Morales dice que la condicionante del grupo del mandatario es un “retroceso” en las negociaciones, cuando desde que se sentaron en San José, hace ya unos tres meses, los representantes de Goriletti no han hecho más que ir para atrás.

Esa situación es tan evidente que el representante de Estados Unidos en la OEA ya lo ha señalado, así que con su postura lo único que hacen es engañarse a sí mismos y quedar cada vez más como un atajo de payasos.

Y encima de eso, los periodistas de Radio América y HRN, queriendo ganarse bien el moje, además de reportar los acontecimientos le besan el trasero a Goriletti, llamándole presidente constitucional y alabando las propuestas de sus adláteres mientras minimizan las del verdadero presidente, aunque de vez en cuando se les olvida que son golpistas y le llaman presidente a Zelaya. Pobres ignorantes, no saben la pésima imagen que ahora tienen ante el pueblo.