John DeMint, el gran asesino de la democracia hondureña

por el buscador


La postura del senador John DeMint sin duda es resultado de los millones de dólares que los emisarios de Micheletti distribuyeron en Estados Unidos

Sí, conózcalo bien. John DeMint es un senador republicano por Carolina del Sur, quien utilizando el poder del chantaje bloqueó durante semanas el nombramiento del embajador estadounidense ante la Organización de los Estados Americanos, del embajador estadounidense en Brasil, y del Subsecretario de Estado para el Hemisferio Occidental, con el propósito de doblarle el brazo a la administración Obama en su política relativa al delincuencial golpe de estado.

Al final el gobierno estadounidense hizo un giro y se alineó con los golpistas que hace pocas semanas se halaban los cabellos con las medidas estadounidenses y maldecían a los gringuitos. Pero ya está visto que somos un “paisito” y que a los cheles les importamos lo que un banano.

Sin duda que las misiones de empresarios y políticos hondureños que anduvieron repartiendo pisto a lo loco en Estados Unidos dio su efecto. Fueron millones de lempiras, de sus impuestos y de los míos, los que regaron como maíz en sus intentos por conseguir que políticos norteamericanos avalaran el golpe.

Ahora se ve el resultado, pues dicen que reconocen las elecciones como una salida a la crisis, cuando todos en Honduras sabemos que eso no es más que un fraude al que pocos asistirán porque ¿De qué sirve ir a poner un voto en una urna si los poderosos pueden quitar al presidente cuando les da la gana?

Sin duda que la posición de Estados Unidos, impulsada por DeMint, al respaldar a los golpistas viene a terminar con las pocas esperanzas que teníamos de ver renacer la democracia hondureña.

Anuncios