Parisi promueve en Washington reubicación de Gas del Caribe

por el buscador


Massimo Parisi se reunió con los jóvenes abogados Alejandro Bautista, de Argentina; y Alejandra Vicente, de España, quienes trabajan en la sede del Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (Cejil). Ellos son especialistas en acciones ante la CIDH y la Corte Interamericana.

WASHINGTON

El coordinador de la Gran Alianza por Omoa, Massimo Parisi viajó a Washington, donde desde ayer está en reuniones con funcionarios del gobierno estadounidense, representantes de la Organización de Estados Americanos (OEA) y de algunas organizaciones no gubernamentales, para explicarles la necesidad de retirar del casco urbano de Omoa las instalaciones de la empresa Gas del Caribe.

Parisi explicó que su agenda incluye reuniones con miembros de la Oficina Ambiental en el Departamento de Estado y de la Oficina Ejecutiva para el Comercio, del presidente Barack Obama.

También fue recibido en el Centro para la Legislación Internacional Ambiental, en el Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (Cejil, ONG especialista en actuaciones ante el Sistema Interamericano de Justicia), la Fundación para el Debido Proceso Legal, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH, entidad de la OEA), el Subcomité del Congreso para el Comercio y con el responsable de asuntos internacionales del Comité Central de la Iglesia Menonita.

Ante esas entidades, Parisi denunció que la Secretaría de Recursos Naturales y Ambiente (Serna) ha integrado “una enésima comisión técnica” para evaluar la conveniencia de movilizar a la empresa Gas del Caribe.

“De esa Comisión también quedará excluida la parte más genuina de Sociedad Civil. Eso deja vislumbrar las presiones que hemos conocido durante los últimos tres gobiernos. No hay otra explicación para repetir una y otra vez, para perpetuar el examen de una situación ya diseccionada cientos de  veces, con una conclusión inequívoca y unánime hasta en el mismo Congreso Nacional: La terminal debe ser reubicada”, dijo Parisi.

El periodista y politólogo indicó en sus presentaciones que hasta ahora todos los dictámenes emitidos están a favor de la reubicación, pero están en alerta porque está seguro de que al emitirse uno a favor de la permanencia de la empresa, ese quedará como definitivo “y no se volverá a hablar más del tema”.

DAÑOS AL COMERCIO

Parisi señaló que la reubicación de Gas del Caribe es una necesidad porque además de violentar los derechos humanos de unas ocho mil personas que estarían en riesgo, también se están dañando los derechos económicos de los dueños de restaurantes, hoteles y otros negocios que han visto decrecer el turismo, principal fuente de ingresos de la zona.

“Esperamos que por la vía de las obligaciones comerciales y a través de los canales diplomáticos en Honduras empecemos a considerar que el Caso Omoa ya no es un asunto únicamente ambiental, si no de derechos humanos afectados”, explicó.

Dijo que  “por el riesgo que significan las instalaciones”  el sistema bancario no financia en Omoa operaciones de compra-venta, ni de instalación o ampliación de negocios.

“Si alguien quiere alejarse del peligro con su familia, aun cuando esté dispuesto a renunciar a la inversión de años de duro trabajo, no puede liquidar su propiedad, sus pertenencias porque nadie las compra”, afirmó.

Pidió que si el gobierno de Porfirio Lobo no desea reubicar las instalaciones de Gas del Caribe, que reubique a los ocho mil pobladores directamente afectados.

Massimo Parisi explicó que con sus contactos de la Asociación de Periodistas Europeos está programando una visita al Viejo Continente, donde expondría sobre la lucha del Comité de la Gran Alianza por Omoa de reubicar Gas del Caribe, ante la Alta Comisionada de la Organización de las Naciones Unidas, en Ginebra, Suiza y ante funcionarios de la Unión Europea.

Anuncios