En Maxibodega están robando

por el buscador


Cualquier ahorro que se pueda tener en los precios se pierde cuando lo obligan a donar. Luego, esas donaciones las empresas las hacen a su nombre

 

Desde hace algún tiempo he sido cliente de Mexibodegas porque siento que tienen precios razonables, no necesariamente bajos.

Pero en esta última semana me llevé la sorpresa al pagar en la caja de su sucursal en Choloma y ver que todas las monedas que deberían devolver como cambio a los clientes se van automáticamente a una línea que dice: su donación es… y aparece la cantidad.

Cuando le pregunté a la cajera de qué era esa donación me dijo que iba para una organización contra el cáncer. Aunque el propósito es loable esto tiene varios defectos.

En primer lugar no te preguntan si querés donar o no, pues esto debería ser voluntario y de acuerdo a los intereses de cada quien. Pero son ellos quienes lo deciden automáticamente y los cajeros ni siquiera tienen la cortesía de informar. Cuando le dije a la cajera de la anomalía sólo se me quedó viendo como si yo viniese de La Luna y creo que no entendió el punto de mi reclamo.

Además, en la mayoría de los casos, y supongo que este no será la excepción, las grandes empresas cuando hacen las donaciones las presentan ante los medios de comunicación como si fueran de sus utilidades, cuando realmente es dinero de los clientes, a quienes descaradamente roban ante la pasividad nuestra y la inoperancia del fiscal del consumidor y de las autoridades de Industria y Comercio.

El tercer punto en contra, y quizás el más grave, es que estas donaciones los liberan de pagar impuestos por un monto igual al donado. Es decir, que si de lempira en lempira que van robando hacen un millón y, en el caso de que lo entreguen todo, reportan a la Dirección Ejecutiva de Ingresos que han hecho una donación por un millón de lempiras, va a ser un millón menos que tendrán que enterar a las arcas del Estado en concepto de Impuesto Sobre la Renta. Es decir, no sólo nos roban a nosotros, si no que también al Estado.

Por eso denunciemos este robo de Maxibodegas.