Honduras no aprobó examen de Derechos Humanos

por el buscador


 

Durante la conferencia, en la mesa principal estuvieron, de izquierda a derecha: Lucy Mendoza, Carolina Sierra, Tirza Flores y María Elena Sabillón.

 

Los medios que a diario se dedican a tergiversar la verdad, como La Prensa,  El Heraldo,  y HRN gritaron a los cuatro vientos, como gallinas cluecas, que Honduras pasó su examen sobre señalamientos de violaciones a los derechos humanos ante la Organización de las Naciones Unidas, en Ginebra.

Nada más alejado de la verdad. Precisamente para poner los puntos sobre las íes en el tema, que el gobierno ha mal informado gracias a esas cajas de resonancia, la Convergencia por los Derechos Humanos en la zona noroccidental acusó a Porfirio Lobo Sosa de “demagogo”,  “mentiroso” y “mantener la impunidad” que fortalece la ola de violencia en el país.

En una conferencia de prensa, celebrada en el Museo de Antropología e Historia, los miembros de la Convergencia reaccionaron de tal manera ante los anuncios hechos por el sector gubernamental en los cuales aseguran que “Honduras pasó la prueba en derechos humanos” en la ONU.

El 17 de marzo anterior, el Estado de Honduras, representado por Ana Pineda, Secretaria de Derechos Humanos, compareció ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, en Ginebra, Suiza, para demostrar que el Gobierno ha seguido las recomendaciones que ese organismo le formuló el 4 de noviembre de 2010.

Sin embargo, el sector gubernamental no estuvo solo. Frente a los oficialistas permanecieron los integrantes de la Convergencia, que son parte del Grupo Estratégico que participa en el Examen Periódico Universal de Derechos Humanos, quienes refutan la anunciada “aprobación”.

En la conferencia, Carolina Sierra, miembro del Grupo Estratégico, denunció que “el Gobierno no hace acciones concretas que demuestren que está cumpliendo las 19 sugerencias. No se encuentra una voluntad política para hacer cambios en cosas torales, vemos que no hay avances en la problemática fundamental”.

Sierra manifestó que en Ginebra, la delegación del Gobierno de Honduras no pudo demostrar que “esté haciendo algo para evitar la persecución a los defensores de derechos humanos, periodistas, campesinos, y como no pudo presentar un avance real, se comprometió a presentar un informe de medio término dentro de dos años”.

En la rueda de prensa, además de Sierra, participaron Víctor Fernández, Tirza Flores, Lucy Mendoza, María Luisa Regalado y María Elena Sabillón, quienes presentaron fuertes críticas contra la administración de Lobo Sosa porque “no ha hecho nada para proteger la libertad de expresión, por ejemplo”.

Mendoza, otra de las personas que estuvo en Ginebra, resaltó que “se sigue violando la libertad de expresión. Vemos que no están protegiendo a los periodistas, se sigue dando la censura y la persecución. Todo es puro discurso y mentira de parte del Estado”.

“Denunciamos el discurso demagógico del régimen, ya que mientras declara ante el Consejo de Derechos Humanos en el marco del Examen Periódico Universal (…) se ejecuta una política de represión”, reza un comunicado que entregaron a los periodistas.

Los miembros de la Convergencia plantean que la creación de la Secretaría de Derechos Humanos y la discusión de algunas leyes en el Congreso Nacional  es parte de una estrategia del Gobierno para “mostrar una cara aceptable ante la comunidad internacional”.

Víctor Fernández, en la conferencia de prensa, responsabilizó al gobierno de Lobo Sosa de la muerte de la maestra Ilse Ivania Rodríguez, quien falleció atropellada por un automóvil, durante las manifestaciones de los educadores en Tegucigalpa la semana anterior.

Fernández aclaró que “una maquinaria mediática pretende demostrar que este hecho es un asunto ajeno al Estado”, pero “ella murió en medio de una represión cometida por el Gobierno”.