Complot: nueva evidencia vincula a Arabia Saudí con ataques del 9/11

Fuente: yournewswire.com

  

 
Los documentos de vuelo del fabricante de bombas de Al Qaeda, Ghassan Al-Sharby, han sido descubiertos en un espacio oculto en la embajada saudí en Washington.
El documento, descubierto por el FBI, ofrece evidencia convincente que Arabia Saudita estuvo implicada en la preparación de los ataques del 11 de septiembre de 2001, según reporta el Dailymail.co.uk.
Fueron traídos a luz pública cuando un activista los descubrió y escribió sobre ellos esta semana. El hecho ha alentado preocupaciones de que el gobierno Saudí podría estar ligado a los ataques coordinados, que acabaron con la vida de casi 3,000 personas y se presentaron en un momento particularmente sensitivo.
El presidente Obama acaba de llegar a Arabia Saudita en medio de crecientes presiones para desclasificar una sección de 28 páginas de un reporte del Congreso, el cual muchos creen que señalará la implicación saudí en el secuestro de los aviones del 9/11.
El activista Brian McGlinchey declaró que los detalles del certificado de vuelo guiarán a la gente a cuestionarse el grado de involucramiento de individuos del gobierno, según The Times.
“El sobre abre la pregunta fundamental que nos acecha hoy: ¿en qué grado la planificación del 9/11 fue facilitada por individuos al más alto nivel del gobierno saudí?” apuntó McGlinchey.
Las declaraciones son significativas en el momento en que el presidente Obama llegaba a Arabia Saudita esta mañana a reunirse con funcionarios.
Las conversaciones llegan en un momento crítico en las relaciones saudí-estadounidenses, con familias de víctimas del 9/12 presionando nuevamente al Congreso para que se les otorgue el derecho de demandar a Arabia Saudita por la muerte de sus seres queridos.
Decisiones previas de los tribunales han determinado que la evidencia es insuficiente para encontrar a Arabia Saudita culpable de los ataques terroristas, y es por eso que ahora están solicitando la liberación del reporte clasificado de 28 páginas que se cree mostrará una conexión más fuerte de los saudíes con la planificación de los ataques. 
Esto ha puesto a Obama en una posición difícil, con las familias del 9/11 acusándolo de ponerse del lado del Reino y por otro lado funcionarios saudíes amenazándolo con vender cientos de billones de dólares en acciones estadounidenses si el Congreso aprueba un proyecto de ley que permitiría demandar al gobierno a causa de los ataques.
El Ministro de Relaciones Exteriores Adel al-Jubeir ha dicho que su país venderá 750 billones de dólares en títulos valores del Tesoro estadounidense y otras acciones antes de que el proyecto de ley los ponga en riesgo.
La administración ha intentado evitar que el Congreso apruebe la legislación, un proyecto del Senado bipartidista. A principios de esta semana, Josh Earnest, el secretario de prensa de la Casa Blanca indicó que el presidente Obama vetaría cualquier legislación.